10 jun. 2010

Planteamiento del Problema

Es conocido que las mascotas de alguna forma llegan a ser o dar terapia a sus dueños. En personas mayores se ha comprobado que la compañía o convivencia con ciertos animales, tienen efectos positivos. El primero de ellos, la compañía contra la soledad. A cualquier ayuda en convivencia que una mascota pueda dar, tanto emocional como para mejorar la salud, se le puede llamar animalterapia. Pueden ser peces, gatos, aves, pero los de mayor demanda son los perros.
Los aspectos positivos que una mascota puede dar a las personas de mayor edad, son emocionales y de salud. Su estado de ánimo sube y mejora al ver cosas cómicas y curiosas de la mascota, a veces provocando risa. El acariciar a la mascota por cierto tiempo, provoca un estado de paz y tranquilidad en las personas, provocando un ritmo normal en el corazón y regulando así su presión. El estar pendientes de la mascota y de sus necesidades les ayuda a no sentirse como estorbos e inútiles, también el sacar a la mascota a paseos cortos provoca actividad y mejora la salud.
Las personas mayores, que han sufrido por la perdida de su pareja, pasan por diferentes y difíciles etapas emocionales que muchas veces afectan su salud o la agravan. Para estos casos es de ayuda el tener o hacerse de una mascota. Ella le dará desde el primer día la fuerza para seguir adelante y no refugiarse en el dolor haciendo tormentoso y difícil su presente. Todos los beneficios antes mencionados, le ayudaran a seguir con su vida, ahora de una manera diferente y creando una profunda relación con su mascota, lo que no se puede comparar o será igual que con su pareja, pero, si será de beneficio emocional y de salud.
Muchas personas de edad, al estar en la soledad por las diferentes ocupaciones de la familia o descuido de ellas, pueden poner en peligro su salud. El tener una mascota en esos casos es de verdad confortable para ellos, al poder hacer una vida por alguien, su mascota. El poder tener una actividad diaria en compañía de alguien, aunque sea de una mascota les ayudara a seguir adelante, ocuparse de algo ya sea la actividad diaria de sacar a la mascota, darle de comer o el de cepillarla, además de provocar un tema de conversación diferente, no hablar de enfermedades, si no de cosas productivas y cómicas que la mascota puede provocar.
La relación de amo y mascota llega a ser tan profunda, que cualquier estado de ánimo y salud, la mascota lo puede sentir y tratar de ayudar a su amo. Hay caso de personas de mayor edad, que sufrieron algún problema de salud y la acción oportuna de la mascota aun siendo espontánea, ha logrado salvar a su dueño, llamando la atención de alguien y así de la oportuna intervención medica.
Evaluando los antecedentes anteriores, en esta investigación se desea dar respuesta a la siguiente interrogante:
¿Qué efecto psicológico tendrá realizar una terapia ocupacional con mascotas en la población de ancianos interna en la Residencia Geriátrica Padre Lizardo de la ciudad de San Cristóbal, Estado Táchira?.
De igual manera, para documentar la investigación se espera dar respuesta a las siguientes interrogantes:
·         ¿De qué manera se puede propiciar la interacción del ser humano con las mascotas para mejorar la calidad de vida de las personas?.
·         ¿Cuál es el rol terapéutico que las mascotas tienen en el estado de salud del ser humano?.

Autor: NOGUERA Carlos, NOGUERA Ely, Guerrero Indra, Dávila Gabriela

No hay comentarios:

Publicar un comentario